• afasiactiva

SEÑALES PARA DETECTAR UN ICTUS

Actualizado: nov 18

La mayor parte de las personas saben lo que es un ictus, y explicado de manera sencilla es una lesión que se produce por la interrupción del flujo sanguíneo en alguna zona del cerebro. Pero lo que creemos importante no es solo saber lo que es un ictus, sino saber los síntomas para poderlo detectarlo a tiempo.


Es cierto que muchas veces dejamos pasar el malestar que tenemos pensando que ya se pasará, pero ante cualquier duda es mejor acudir al médico.

Cada vez son más personas y más jóvenes las que sufren algún tipo de ictus. Por eso desde nuestra asociación Afasia Activa queremos explicar y concienciar a la población de la importancia de estos síntomas y cómo detectarlos.

¿Cuáles son los principales síntomas?


El ictus se distingue por seis señales que se manifiestan de forma repentina:


1. Pérdida de fuerza o de sensibilidad en la mitad del cuerpo

¿Puedes sostener un objeto con el brazo de la mitad débil de tu cuerpo? Desde fuera podemos observar a la persona afectada y ver qué es posible que tenga media cara caída. Este síntoma suele acompañarse de otras molestias, como una sensación repentina de hormigueo en el rostro, el brazo o la pierna del lado afectado. El ictus afectará a la mitad del cuerpo en la cual un posible síntoma es el hormigueo constante y menos sensibilidad de la cara, brazo, pierna o el lado completo.

2. La boca torcida o sonrisa asimétrica

¿Eres capaz de sonreír?¿Puedes mover la boca con normalidad? Cualquier tipo de pérdida de sensibilidad en uno de los lados de la cara puede ser un claro síntoma del ictus. Es decir, si ves que la persona no puede sonreír bien o lo hace de forma asimétrica con la boca torcida o si el afectado siente una especie de hormigueo o cosquilleo en el rostro, la pierna o el brazo, del lado afectado, deberás buscar ayuda de un médico.

3. Dificultad para hablar o para entender

¿Puedes repetir una frase? Es posible que la persona que está siendo afectada por un ictus hable de forma inconexa e ininteligible o que utilice palabras que no encajen con el contexto. Al interrumpirse el flujo sanguíneo al cerebro la capacidad de expresarse se verá mermada. También suelen tener dificultad para comprender lo que se dice.


4. Sensación de vértigo o desequilibrio

¿Puedes mantenerte en pie? Otro de los síntomas más claros del ictus es el desequilibrio y las caídas. El afectado tendrá dificultades para estar en pie, levantarse, coordinar los movimientos y puede tener alguna caída brusca.

5. Dolor de cabeza muy intenso

¿Tienes un dolor de cabeza distinto del habitual? Al no recibir sangre ni oxígeno, el cerebro te avisa de que algo está pasando con una cefalea muy intensa y sin causa aparente. Además este dolor puede ir acompañado de náuseas, vómitos o somnolencia.


6. Pérdida total o parcial de la visión

¿Ves con normalidad? La persona afectada es posible que vea borroso, doble o que incluso pierda la visión de uno de los dos ojos durante momentos.


¿Dudas de los síntomas?


Si estas con alguien que tiene algún síntoma puedes realizar cuatro sencillas comprobaciones rápidas.

  • Pídele que suba los brazos o que lo extienda al frente. Si uno de ellos se cae, es un síntoma muy claro.

  • Hazle sonreír y que mueva la boca.

  • Dile que repita una frase. Si le cuesta repetir una frase sencilla es hora de actuar.

  • Pregúntale dónde está. Si no puede responder o está desorientado es mala señal.

¿Cómo podemos actuar ante un ictus?


Ante estos síntomas es fundamental actuar con rapidez y lo más importante es llamar a los servicios de emergencia. De esta manera, incrementaremos las posibilidades de salvar la vida y minimizar los daños a la persona afectada.


Tras llamar al 112, pondremos cómodo al paciente y le aflojaremos la ropa para facilitar la respiración. Es conveniente tumbarlo con la cabeza y los hombros un poco levantados. En el caso de que esté inconsciente, ponerle tumbado hacia un lado.


No moverle ni forzarle a hablar. Tratar de calmarle y evitar las aglomeraciones. No se le debe dar ni de beber ni de comer, y mucho menos administrarle algún medicamento. Y sobre todo, y más importante, no dejarle solo.






18 vistas0 comentarios