• afasiactiva

¿Cómo cambia tu ocio con Afasia?



Asociamos el ocio a salir de casa, ir a restaurantes, hacer actividades que nos gustan, ver a amigos o familiares…¿Pero qué pasa cuando eres diagnosticado con Afasia? ¿Todo puede seguir igual?


Además de los cambios directamente asociados a la Afasia, nuestras rutinas se transforman. Te contamos los principales cambios a los que se enfrenta una persona con Afasia en su proceso de recuperación.

  1. El ruido ambiental de las ciudades - A muchas personas con Afasia ya no les resulta placentero ni agradables las actividades que incluyen ruido o volumen alto. El tráfico de las calles, el bullicio de la gente, la música alta... Pasando de buscar ambientes repletos de estímulos a evitarlos.

  2. Saturación y falta de entornos de concentración - Algunas personas con Afasia se saturan con más facilidad cuando reciben muchos estímulos. Por eso se evitan de forma voluntaria este tipo de entornos, ya que les es difícil concentrarse.

  3. Lectura de cartas de restaurantes - Una persona con Afasia se encuentra con muchas barreras cognitivas, una de ellas es la lectura de las cartas de los restaurantes. Siendo imposible saber en qué consiste la propuestas gastronómica y al no poder comunicarse esto hace que este tipo de salidas ya no sean del todo agradables.

  4. Distanciamiento con grupos de amigos - El no poder participar en las conversaciones o el tener que cambiar nuestros hábitos de comunicación pueden hacer que las personas con Afasia poco a poco se aíslen de los grupos con los que antes compartían actividades. Problemas de movilidad o de comunicación que hacen que la forma de relacionarnos cambie.


El aislamiento es silencioso, y evidentemente cada persona tiene una situación diferente. También con la Afasia se pueden descubrir nuevas aficiones y formas de ocio como las que proponemos desde Afasia Activa.



Y a ti ¿cómo te ha cambiado el ocio?






31 visualizaciones0 comentarios